Estrenos de cine

'Sin City: A Dame To Kill For': Malas calles


Sinopsis: En las sórdidas calles de Sin City, un hombre busca su venganza. Dwight trata de ajustar cuentas con la misteriosa Ava Lord, la letal mujer que le traicionó. Nancy intenta superar la muerte de Hartigan, y Johny tiene una peligrosa misión: acabar con el mayor villano de Sin City

Ficha Técnica:
Título original: Sin City: A Dame to Kill for
Dirección: Frank Miller y Robert Rodriguez
País: USA
Año: 2014
Género: Acción, thriller
Interpretación: Bruce Willis (Hartigan), Josh Brolin (Dwight McCarthy), Mickey Rourke, Jessica Alba, Jamie Chung, Rosario Dawson, Ray Liotta, Michael Madsen, Dennis Haysbert, Alexa Vega, Joseph Gordon-Levitt, Eva Green (Ava Lord)
Guión: Frank Miller y William Monahan; basado en su novela gráfica
Producción: Elizabeth Avellan, Cary Brokaw, Stephen L’Heureux, Robert Rodriguez y Frank Miller
Música: Robert Rodriguez, Johh Debney y Graeme Revell
Fotografía: Robert Rodriguez
Montaje: Robert Rodriguez


Crítica:
“Sin City”, más que una genial e innovadora adaptación del cómic homónimo de Frank Miller, supuso un antes y un después en lo que a traslaciones a la gran pantalla de novelas gráficas se refiere. Concibió el cine como el mural en el que un pintor expresaba su arte, a base de adaptar fielmente las viñetas originales abusando de manera necesaria e inteligente de los efectos digitales. Después vinieron la sensacional “300” y la olvidable “The Spirit”, con la que Miller probaría suerte en solitario en el celuloide con resultados más que discutibles.

Por eso, por ser la pionera en lo que a mimetizar viñetas se refiere, el listón estaba demasiado alto. Eso y que nueve años es un lapsus de tiempo demasiado largo, en el que el recurso que convertía en original a la primera cinta ya se encontraba sobreexplotado. Con estos dos importantes puntos en contra juega esta “Sin City: A Dame To Kill For”, que ya a priori carece de la frescura del festín de saturación monocromática de su predecesora, a la vez que se ve incapaz de ofrecer algo nuevo que pueda atraer al espectador.

Así que, como mínimo, podría esperarse de ella una digna secuela, una sucesora solvente de la primera entrega. Y aquí es donde reside su mayor hándicap, que es infinitamente inferior a aquélla en todas sus vertientes, incluso las cinematográficas, faltándole su capacidad de hacer explosión en cada fotograma. Comienza bien, con una mini historia de Marv de lo más resultona, pero a partir de aquí el conjunto se resiente. El montaje de los relatos es bastante caótico –la segunda historia se mezcla con la cuarta, y ambas quedan cortadas para dar paso a la que da título a la cinta-, la historia principal dura demasiado, y las de cierre poco importan cuando ya llevas media hora mirando el reloj, y menos si conviertes en protagonista de una de ellas a Jessica Alba y desaprovechas la presencia de Joseph Gordon-Levitt. La estructura del guión no ayuda, y es que te pasas toda la cinta tratando de poner en orden las historias con respecto a las de la primera entrega. Han pasado los años y los actores están visiblemente más viejos, y esto no ayuda en absoluto a ordenar cronológicamente las tramas.


No obstante, lo peor de todo es que parece estar hecha con una absoluta falta de ganas por parte de Robert Rodriguez, quien no encuentra un atisbo de originalidad fílmica desde hace unos años, y el propio Frank Miller, hasta el punto de que no está tan mimada a nivel cinematográfico como la anterior, pareciendo más un capricho del mexicano –el mismo que le ha llevado a hacer varias “Spy Kids” y otros escarceos infantiles en 3D y 4D- que una adaptación en sí misma. A destacar, eso sí, las incorporaciones de Josh Brolin y, especialmente, la de Eva Green, tan sexy, arrebatadora, magnética y robasescenas como siempre. Un auténtico imán de mujer a la que no le hace justicia estar en una película que, con mucha razón, ha recibido palos por parte de la crítica y el público estadounidenses. Pero poco se le puede pedir a un material que ya vivió su momento de gloria hace casi una década, y a unas malas calles que ya nos conocemos de memoria.

NOTA: 4 sobre 10

Compartir en Google Plus

ESCRITO POR Gerardo Medina Pérez

Colaborador de Much Cine. Devorador empedernido de joyas, algunas no muy relucientes, del séptimo arte. Lo mismo me puede gustar El padrino que Payasos asesinos del espacio exterior

0 comentarios :

Publicar un comentario