Estrenos de cine

Sabotage - 'Arnie intentando volver a ser una estrella de acción'


Titulo Original: Sabotage
Año: 2014
Duración: 109 minutos
País: Estados Unidos
Director: David Ayer
Guión: Sip Woods, David Ayer
Música: David Sardy
Reparto: Arnold Schwarzenegger, Sam Worthington, Olivia Williams, Terrence Howard, Joe Manganiello, Mireille Enos, Max Martini, Josh Holloway, Dawn Olivieri, Malin Akerman, Harold Perrineau, Ralf Moeller, Martin Donovan

Un equipo de élite de la agencia antidroga norteamericana (DEA) aprovecha una operación contra un cártel para apoderarse de un botín de varios millones de dólares; poco después, alguien empieza a eliminar a los miembros del grupo para quedarse con todo el dinero.

El verano es el escaparate perfecto para el cine. La gente esta de vacaciones, los niños no tienen colegio, todos tenemos más tiempo libre (en teoría); las productoras lo saben y cuando llega la época estival nos bombardean con multitud de títulos, de muchos géneros y para todos los gustos. Este año se esta caracterizando sin duda por esos blockbuster con identidad propia, y no como meros conductores del entretenimiento, pero no siempre será asi, ¿verdad? Es de este modo que nos llegan las películas de genero de acción, normalmente capitaneadas por el héroe del momento, para así expresar una vez más lo que mejor (y lo único) que sabe hacer. Pero los veteranos también se han unido a esta moda. Así vemos a Stallone y gente de este estilo paseándose por nuestras carteleras repartiendo hostias a todo el mundo. Nuestro Arnold no iba a ser menos. En su empeño de volver a relanzar su carrera en el cine, sigue trayéndonos cintas en las que le vemos haciendo lo que mejor saber hacer: repartir estopa. Que sea buena la película o no, eso ya es otra cuestión, pero que le veamos una vez más, eso no tiene precio.


John 'Breacher' Wharton es el jefe de un equipo antridoga que se dedica a atrapar a los carteles. En uno de estos golpes, deciden quedarse con unos cuantos millones, pero cuando llegan a recogerlo, el dinero se ha esfumado. Tiempo después, el equipo vuelve a estar activo, pero poco a poco, cada miembro del grupo es eliminado. Todos saben que son los miembros del cartel al que robaron, y se ponen manos a la obra para acabar con ellos.

David Ayer sabe bien en que embolados se mete al hacer este tipo de películas. No por nada su breve filmografía se completa con cintas de genero muy similar (contando 'Fury', con Brad Pitt a la cabeza y que veremos en breve). Se mueve bastante bien por el thriller, ya después en cada película con tintes de otros (bélico, acción, drama). Siempre tenemos a tipos duros en ellas, con bastantes problemas y con muchas razones para superarlos. No es de extrañar que escogiera entonces al tipo más duro del cine de acción (o al menos lo fue): Arnold Schwarzenegger. Han sido muchos años los que este actor ha permanecido alejado de la acción, pero parece que no se le ha olvidado nada. Tampoco tenia mucho que olvidar, porque seamos sinceros: sus capacidades de actuación son bastante limitadas. Eso no significa que disfrutemos como niños cada vez que le vemos actuar, sobre todo si como yo eres muy fan del cine de acción, de la época que sea y con el actor que sea (excepto Steven Seagal, es un hombre al que no trago). Aquí Ayer ha sido listo, y nos ha puesto como jefe a este tipo duro que intimida ya con solo verle aparecer. Ahora bien, esto solo no sirve para hacer una película.


El guion es previsible, muy previsible. Se las intenta dar de thriller del bueno, con giros de guion que ellos creen que son sorpresivos, pero no deja de ser una película más dentro del genero de los carteles y las drogas que tantas y tantas veces hemos visto (y veremos) en el cine de acción. Pero si que se puede comentar algo sorprendente de todo esto, y es que podíamos decir que contiene gore. Entendedme, no estamos hablando de una película slasher propiamente dicha, pero no han escatimado en gastos a la hora de enseñarnos la sangre y las muertes violentas que sufren los pobrecitos que pululan por este show. Es quizás lo raro de la película y curiosamente a la vez es lo mejor, porque disfrutamos de este espectáculo de sangre y violencia que nos están enseñando. Es posiblemente lo mejor de todo esto, juntos con las escenas típicas de este cine. Ya sabéis, mis tres reglas del genero acción: lucha cuerpo a cuerpo, tiroteos y persecuciones. Eso lo vais a ver, y a raudales. Y menos mal, porque si se llega a centrar en el thriller y en la parte más dramática de la película, hubiese sido mucho peor de lo que puede ser. Un acierto, se mire por donde se mire.

En cuanto al reparto, pues bueno, que se puede decir. Todo esta hecho por y para que Arnold Schwarzenegger se luzca, dentro de lo que pueda lucirse este hombre. Que no digo que los secundarios sean malos (es más, la chica se le puede comer con patatas fácilmente), pero que no tienen el peso dramático que quizás tenga Arnie. Luego tenemos a Sam Worthington, ese actor que muchos decían iba a ser un bombazo tras 'Avatar', y que le hemos visto en apenas diez películas desde entonces y todas ellas de dudosa calidad. Le han gafado, creo yo: es como con el fútbol, cuando dicen que habrá final española y luego no llega ningún equipo español. Esperemos que remonte, pero teniendo en cuenta las cintas en las que participa, no creo que llegue. Y poco más que decir de esto, personajes todos ellos planos, simples, previsibles y sin ninguna gracia.


En definitiva, una película que quizás aspiraba a ser más de lo que nos ha enseñado, y que se ha quedado en un mero vehículo de entretenimiento, que oye, viene bien a veces para pasar un rato agradable, o simplemente evadirte un poco de esta realidad que esta cada vez más enferma.


Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario