Estrenos de cine

El amanecer del planeta de los simios - 'La guerra por la supervivencia está a punto de empezar'


Titulo Original: Dawn of the Planet of the Apes
Año: 2014
Duración: 130 minutos
País: Estados Unidos
Director: Matt Reeves
Guión: Rick Jaffa, Amanda Silver, Mark Bomback
Música: Michael Giacchino
Reparto: Andy Serkis, Jason Clarke, Keri Russell, Gary Oldman, Toby Kebbell, Kodi Smith-McPhee, Enrique Murciano, Kirk Acevedo, Judy Greer

Un grupo de simios muy evolucionados, capitaneados por César, se convierte en la raza dominante del planeta Tierra. La única amenaza para su desarrollo la representa un grupo de seres humanos que han sobrevivido a un virus devastador. Tras una tregua de paz, está a punto de estallar una guerra que determinará cuál será la raza dominante. Secuela de la película "El origen del planeta de los simios". Andy Serkis vuelve a interpretar el papel de César.

Andy Serkis. Estas son las dos primeras palabras que se me vienen a la mente cuando hablamos de esta nueva revisión del libro de Pierre Boulle, y es que él es el alma de la película. En la primera ya nos dejo claro que la captura de movimiento era algo más que una imagen generada por ordenador, y en esta ocasión golpea de lleno en las narices de todos aquellos que consideran que lo que este gran hombre hace no se considera actuar. De cualquier manera, el verano y su blockbuster no nos abandonan, en un año en el que este tipo de películas están dando un giro completo y mostrando algo mas que únicamente entretenimiento sin más trasfondo (para ello ya llegará Michael Bay con 'Transformers: la era de la extinción'). Este año la mayoría de las cintas que nos están llegando no dejan de sorprendernos, y eso a mi, personalmente, me gusta mucho. Porque el blockbuster se esta convirtiendo en cine de calidad, ya sea con aliens, mutantes o con monos. 




Han pasado diez años desde os hechos que vimos en 'El Origen del Planeta de los Simios'. El virus que se desató en el pasado ha asolado el planeta entero, y los pocos supervivientes que quedan se refugian en una especie de colonia. Lo que ellos no saben es que también hay simios. En una expedición, un grupo de humanos capitaneado por Malcolm descubre el lugar donde habitan Cesar y los suyos. Intentan llegar a un acuerdo de paz, pero como siempre ocurre en el mundo, la guerra por la supervivencia del mas fuerte esta a punto de empezar.

Cuando en el 2011 se estrenó 'El Origen del Planeta de los Simios', muchos opinaban que quizas no iba a
ser buena idea volver a retomar estas historias, sobre todo teniendo el cuenta el fracaso que supuso el remake que Tim Burton hizo (muy lejano a su filmografía, por cierto). Pero cuando la vimos, supimos que había empezado una nueva era, un nuevo comienzo a una historia que nos mostraron por primera vez en 1968 (que recientemente acabo de ver, por cierto), y que, en mi opinión, no desmerece a aquella. Son dos caras de la misma moneda, si, pero la una no afecta a la otra. Por eso, al acabar, teníamos ganas de más. Tres años hemos tenido que esperar para ver esta nueva aventura, y ha merecido la pena. Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, pero hay ya varios ejemplos de que eso esta totalmente equivocado. Esta segunda parte supera a su predecesora en todo, tanto en tecnica, como en guion. Y, como paso con la primera, nos deja con ganas de más.

Analizando la película a fondo, nos damos cuenta de que, aparte de ser una película sobre la supervivencia del más fuerte, sobre un futuro post-apocaliptico, tiene ecos de una sociedad dividida por sus diferencias. Dos razas en este caso que son un eco de diferentes razas o etnias en nuestro mundo actual, siempre en guerra por el territorio o por simplemente no ser iguales unos a otros. La paz esta claro que nunca va a ser posible, es una utopía con la que todos soñamos y que cada vez parece más difícil de conseguir (Gaza es un ejemplo en estos momentos). Aquí ocurre lo mismo: ambas necesitan sobrevivir en un mundo devastado, pero están condenadas a entenderse y a soportarse, pero la tensión esta presente en todo momento, no hay confianza, y no es de extrañar: los simios saben como son los humanos, conocen su parte mala, esa parte con la que experimentaban en laboratorios. Cesar es el único que conoce y sabe que no todos los humanos son iguales, y que los hay buenos. Esto le hace tener también sus propios roces con su especie, que le hacen ver que quiere más a los humanos antes que a su familia. Es tan actual que ni siquiera nos sorprende en ese caso. Pero eso no es solo de esta película, en la original ya se veía, y en el libro también.



Técnicamente es una maravilla. En los tiempos que corren y la evolución que esta teniendo la tecnología en el mundo del cine, muy poco presupuesto tiene que tener un director para no conseguir unos buenos efectos especiales. Ya no solo hablamos de lo real que últimamente es el CGI, que ya nos hace preguntarnos que es real y que no, y de lo que ayuda a las películas de ciencia ficción, sino de las escenas de acción en la película, llevadas por muy buen puerto y que nos hacen meternos de lleno en la acción. Eso es posible también gracias a un guion bien estructurado, que aunque si es cierto que a veces no llega a ser todo lo perfecto que podría, no deja de ser bueno en su conjunto, con partes dramáticas, partes de acción y alguna que otra parte cómica para aliviar tanta tensión acumulada. Matt Reeves ha conseguido elevar a un nivel superior lo que ya consiguió Rupert Wyatt en la primera parte, y tiene su merito, porque aquella ya fue una sorpresa. Un espectáculo visual que hará las delicias de todos aquellos amantes de la ciencia ficción y las aventuras.

Hablamos pues del reparto. Jason Clarke esta muy bien en su papel, un actor que poco a poco se va haciendo hueco como protagonista, y con méritos, porque es un gran actor que merece más protagonismo. En cuanto a Gary Oldman, pues bueno, que voy a decir yo de este hombre que me encanta. Sus escenas son pocas, pero importantes en la trama, y no es el personaje que los trailers nos hacen ver. El resto esta bien en sus papeles. Pero si hay que hablar de un actor en especial es Andy Serkis, ese hombre que ha cambiado por completo la captura de movimiento, dotándola de una vida y un realismo que hace que veamos al propio actor detrás de cada personaje que interpreta. En la primera parte ya demostró lo que vale (y luego con su Gollum mejorado), pero en esta ocasión el realismo es brutal, y su actuación es digna de, al menos, una nominación a algún premio en la categoría de mejor actor, y es que, por mucho que digan por ahí, lo que el esta haciendo es actuar, le pese a quien le pese, y si le has visto actuar de normal, verás que él esta ahí haciendo lo que mejor sabe hacer: actuar. Y lo dejo porque me podría tirar hablando de esto durante mucho tiempo (esto merece un articulo).




En definitiva, un blockbuster más en este verano que resulta sorprendente, porque no solo nos regala dos horas de puro entretenimiento, sino que nos da más de lo que de por si esperamos en este tipo de películas. Y, por supuesto, para ver una vez más a Andy Serkis haciendo arte.


Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario